Ideas y consejos para el diseño de jardines

Crea tu propio jardín

En primer lugar, conocer el clima predominante de la zona donde vamos a construir nuestro jardín nos servirá para elegir las especies vegetales adecuadas.

En segundo lugar, debemos estudiar el rango de temperaturas, la cadencia de lluvias, el ambiente, incluso el viento.

jardin de bajo mantenimiento

Considerar el clima nos permitirá plantearnos si es necesario instalar elementos constructivos análogos a las zonas verdes, porches, muros, etc

Este tipo de consideraciones son importantes para poder hacer una distribución lógica del espacio acorde a nuestras necesidades o caprichos.

Habitualmente se contempla crear zonas para las reuniones familiares o fiestas, espacios para actividades deportivas, un jardín para la relajación, el descanso, etc.

Estilos de jardín

Habitualmente el jardín nace cuando se busca la satisfacción corporal y espiritual inspirada por la presencia de la vida vegetal en un espacio recogido y pacífico.

De esta forma el estilo marca carácter y atmósfera, transformándose y adaptándose en función de necesidades y preferencias personales.

Es por ello que debemos valorar que estilo se adaptará mejor a nuestras necesidades o caracter personal, así como al de la casa o el del entorno en el cual desarollaremos nuestro jardin.

Alguno de los estilos mas utilizados son el acuático, vertical, moderno, japones, aromático, mediterráneo, tropical, silvestre, feng shui, árabe, ingles, francés etc.

camino de jardin

A la hora de proyectar nuestro jardin debemos de saber que aquellos jardines con pocas especies vegetales y basados en mosaicos decorativos y materiales inertes , serán de fácil mantenimiento aunque de elevado coste inicial.

Los jardines formales de grandes o pequeñas dimensiones con carácter geométrico, tienden a ser mas laboriosos en su conservación.

No es necesario aplicar la formalidad en todo el jardín. Las áreas arquitectónicas o más formales junto a la casa pueden dar paso a una menor formalidad cuando nos alejamos.

Por último podemos decir que un jardín, parque o zona verde ha de ser diseñado de una forma integral, buscando una armonía entre las texturas, colores, luces y sombras que nos ofrece la naturaleza.